26°C

face icon tw icon

logo ud cel

Lunes, 08 Enero 2018 20:46

Alemania: sindicato metalúrgico inicia huelgas en industria clave

Valora este artículo
(0 votos)

El poderoso sindicato alemán de la metalurgia IG Metall comenzó este lunes con paros laborales un pulso social que se anuncia como uno de los más duros de los últimos años en Alemania, en una industria clave para el país.

Decenas de huelgas parciales se registraron el lunes en todo el territorio, en particular en la industria automotriz, para reivindicar el derecho a la semana laboral de 28 horas y aumentos salariales.

Basándose en una estrategia muy eficaz, los paros de actividades afectan a empresas bien elegidas, entre ellas Volkswagen, Porsche, Otis y Bombardier en Renania del Norte-Westfalia (oeste), donde se prevén 700.000 huelguistas, en Baden-Wurtemberg (sur) y en Brandeburgo, Sajonia y Berlín (este).

IG Metall estudia aumentar la presión el martes llamando a paros de actividades en 143 empresas. El movimiento durará al menos una semana y estuvo precedido de "paros de advertencia" muy localizados, como en Porsche, la semana pasada.

Con 2,3 millones de afiliados, IG Metall -que defiende a los trabajadores de todas las categorías de la industria, desde la siderurgia (Siemens, Thyssenkrupp) hasta el sector automotor (VW, Daimler, Porsche) pasando por la electrónica y el textil- es el mayor sindicato de Europa.

Desde octubre, el sindicato exige para los 3,9 millones de empleados del sector de la metalurgia un aumento salarial del 6%. La federación patronal, Gesamtmetall, propone el 2%.

Esta disparidad no es algo raro en las posiciones de partida de las negociaciones salariales en Alemania. En general, las partes encuentran un punto intermedio.

Pero el conflicto se refiere esta vez sobre todo a una modificación inédita del tiempo de trabajo, el paso de la semana de trabajo de 35 a 28 horas para quienes lo deseen, con una compensación parcial del déficit salarial por parte del empleador.

La fórmula sería válida durante un máximo de dos años y el empleador debería garantizar la posibilidad de regresar al puesto de trabajo a tiempo completo.

La patronal del sector lo considera inadmisible e irrealizable. Estima que casi dos tercios de los asalariados podrían optar a esta modificación del tiempo de trabajo y teme un rompecabezas administrativo y fábricas sin empleados.

Los paros laborales acompañan tradicionalmente las negociaciones salariales en Alemania. No obstante, IG Metall no ha organizado ninguna huelga nacional ni ilimitada desde 2003.

La amenaza de un conflicto de larga duración en las industrias florecientes y clave para Alemania, como la automovilística y la de herramientas mecánicas, preocupa a los patronos del sector.

IG Metall llega a la mesa de negociaciones en posición de fuerza, impulsada por una coyuntura positiva, con todos los índices fundamentales de la economía alemana -empleo, exportaciones, inflación- en números verdes.

Tras haber exigido durante décadas la redistribución de los frutos del crecimiento, esta vez aporta una reivindicación nueva en el paisaje sindical mundial.

Información adicional

  • COPETE: Salarios y jornada laboral
  • TEMATICA: Alemania

 

 

Deportes en el Recuerdo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

logo-ud-pie

 

 

logoweb-ud