HISTORIA DE LA RADIO

La radio, maravilloso medio de comunicación, reconoce sus inicios en el siglo XIX y se desarrolla plenamente en el posterior. Fue James Clark Maxwell, un científico y matemático escocés nacido en el año 1831, quien postuló los enunciados teóricos de las ondas electromagnéticas, a través de las famosas "ecuaciones de Maxwell".

Algunos años más tarde, un investigador alemán de nombre Heinrich Rudolph Hertz comprobó experimentalmente la validez de las teorías anteriores y realizó demostraciones prácticas de la posibilidad de enviar energía de un punto a otro del espacio, empleando ondas como las descriptas por Maxwell.

La radio, maravilloso medio de comunicación, reconoce sus inicios en el siglo XIX y se desarrolla plenamente en el posterior. Fue James Clark Maxwell, un científico y matemático escocés nacido en el año 1831, quien postuló los enunciados teóricos de las ondas electromagnéticas, a través de las famosas "ecuaciones de Maxwell".

Algunos años más tarde, un investigador alemán de nombre Heinrich Rudolph Hertz comprobó experimentalmente la validez de las teorías anteriores y realizó demostraciones prácticas de la posibilidad de enviar energía de un punto a otro del espacio, empleando ondas como las descriptas por Maxwell.

En 1895, en Pontecchio, Italia, un joven estudioso y emprendedor realizaba la primera transmisión práctica de "telegrafía sin hilos", cubriendo una distancia de poco más de 2 kilómetros y empleando los descubrimientos de sus antecesores. Este hombre, Guglielmo Marconi, era un italiano hábil e inteligente que unos pocos años después pasaría a la historia al lograr la primera comunicación telegráfica entre Europa y América, empleando ondas electromagnéticas o de radio.
En efecto, un frío día invernal del mes de Diciembre de 1901, Marconi enviaba desde su estación emisora ubicada en Poldhu, Irlanda, un mensaje radiotelegráfico hacia un receptor instalado en las costas de Canadá, en Newfoundland. Este hecho demostró definitivamente la validez de la radio como medio de comunicación sin cables. Sin embargo, por este medio solo podían enviarse mensajes telegráficos, empleando el código de "puntos y rayas" inventado por Samuel Morse.

Fue necesario esperar hasta el año 1906, cuando el norteamericano Lee de Forrest desarrolló el "audión", la primera válvula electrónica de alto vacío de uso práctico. Este dispositivo se basaba en un descubrimiento del año 1883, producto de las investigaciones del "Mago de Menlo Park", el prolífico inventor americano Tomás Alva Edison.

Con estos avances, fue posible sustituir el primitivo receptor "a galena" con auriculares por sofisticados equipos con amplificadores y altavoces. Pero, mejor aún, fue posible generar ondas de radio contínuas y modularlas con sonidos. La magia era real. La voz, la música, los sonidos, podían surcar el espacio cabalgando sobre invisibles ondas que los trasladaban a increíbles distancias con la velocidad de la luz.

Los dorados años 20 descubren al mundo en una novedosa carrera: la radiodifusión o broadcasting. Son algunas empresas norteamericanas las pioneras en lanzar al mercado los primeros receptores de radio. Y son ellas mismas las que montan los primeros trasmisores ... ¡para proporcionar algo que escuchar a los clientes que compraban esos receptores!. Esa historia se repite en muchos lugares.

En el Montevideo de 1920, pleno de comerciantes entusiastas y emprendedores, prontamente tuvo acogida esta nueva técnica. Y fue así como los más prestigiosos comercios de artículos para el hogar comenzaron a importar receptores de radio, para satisfacer la natural curiosidad de los montevideanos.

Pero, ¿como vender receptores, si no había emisoras que escuchar? Pues, nada más sencillo para aquellos pioneros visionarios. Importaron sus propios trasmisores y establecieron sus propias emisoras de radiodifusión.

En el año 1928, sobre la Av. 18 de Julio al 1092, se encontraba una de las casas de electrodomésticos más importantes de Montevideo: "Casa Harispuru". Sus propietarios, los hermanos Juan José y Eloísa Harispuru, decidieron importar y vender receptores de radio. La marca de dichos receptores era "Fada" y, dado que también debieron instalar su propia estación trasmisora en los altos del comercio que tenían establecido, ésta pasó a denominarse "Fada Radio", operando en 970 "Kilociclos", cómo se decía en ese entonces.

Dado el caos creciente que suponía el instalar emisoras sin ninguna regulación previa, el Estado uruguayo crea la Dirección de Radiocomunicaciones (actualmente denominada URSEC) y en el año 1929 se procede a regularizar el funcionamiento de la incipiente radiotelefonía nacional, otorgando los permisos pertinentes y controlando los aspectos técnicos de las emisoras.

Es así que, con fecha 22 de Julio de 1929, el Estado uruguayo concede la licencia N° 1, para la emisión en "970 Kilociclos de Amplitud Modulada", a la emisora identificada con la característica "CX22" y denominada "Fada Radio", propiedad de la firma Harispuru. Se le autoriza una potencia de 800 watts y la instalación de una antena "Tipo L invertida, de 23 metros de altura y 32 metros de largo".

En el año 1939, Fada Radio muda sus estudios para la calle Soriano 1217 y su planta emisora, originalmente emplazada en Larrañaga y Monte Caseros, se afinca en pleno barrio Belvedere. Pero, más allá de estos cambios, se produce también la mutación de su denominación. Resultaba ya anticuado el denominar la emisora con la marca de un receptor que ya no existía más en plaza. Es así como nace a la vida, en ese año que marca el comienzo de la segunda guerra europea, la denominación actual "CX22 Radio Universal". Y con ella se comienza un recambio de personas y el tránsito por etapas gloriosas de la radiodifusión nacional.

Las compañías de Radioteatro y los grandes artistas de honda penetración popular tenían cita permanente en la Fonoplatea de la emisora. Los mejores comunicadores, las voces más queridas, desfilaron por los micrófonos de Radio Universal.

La música, siempre omnipresente, ha marcado puntos altos con programas que han hecho historia en la radiodifusión uruguaya. El tango, el folklore y la música nacional en todos sus estilos, siempre han tenido un sitial de honor dentro de la programación.

Los avances técnicos fueron sustituyendo los discos de acetato por los de vinilo y los grabadores de alambre por los de cinta y los de cassette. Las técnicas digitales y el mundo de la informática, desplazaron a su vez estos soportes por Discos Compactos y computadoras.

En el año 1979 los estudios centrales se trasladan a su ubicación actual en la Av. 18 de Julio 1220.

Las trasmisiones deportivas, iniciadas en el año 1972, cobran vida propia y resultan un perfil muy definido de Radio Universal. Las emociones que el fútbol despierta, han tenido en "la 22" un confidente permanente, que tanto comparte la exultante alegría del triunfo épico como la indiscreta lágrima de la frustrante derrota. Serios y respetados profesionales de la información elaboran en el Departamento de Prensa un panorama conciso y claro de los hechos que se constituyen en noticia.

Nuevos comunicadores se incorporan al desafío permanente de hacer radio, apostando a la comunicación global en un mundo cada vez más interconectado.

Ya en las postrimerías de los años 90, se incorporan nuevas tecnologías, sustituyendo los venerables trasmisores "a válvulas", por equipos digitales de estado sólido que proporcionan una inmejorable calidad de sonido y una mayor cobertura geográfica. Adicionalmente, se incorpora la emisora a la "Red de Redes" o "Telaraña que ocupa todo el mundo", ingresando a Internet con su sitio propio. Esto ha permitido la comunicación en vivo con todo el planeta, cumpliéndose finalmente el viejo sueño de los pioneros.

Ahora, ya en el siglo XXI, hemos dado vuelta a la hoja final del segundo milenio y nuevos caminos se abren ante nosotros, oteando en el horizonte el advenimiento de nuevos desafíos. Para ellos nos preparamos y a ese futuro apostamos.

Sin fronteras, CX22 Radio Universal, en música, deportes e información siempre más radio, desde los 970 KHz del dial de AM en vivo, es la emisora uruguaya con mayor arraigo popular y con la mayor apuesta a su gente y su entorno.

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!