El supertifón Mangkhut sembró el caos el domingo a su paso por Hong Kong donde hizo temblar literalmente los rascacielos de la ciudad, después de haber golpeado el norte de Filipinas causando al menos 49 muertos y obligando a más de 100.000 personas a abandonar sus hogares.
La tormenta tropical, considerada como la más violenta del mundo desde principios de año, arrasó zonas agrícolas en el norte de Luzón, el principal archipiélago, provocando inundaciones y corrimientos de tierra.
El Observatorio Meteorológico de Hong Kong activó la alerta máxima debido a los vientos registrados de hasta 180 km/h en una isla situada cerca de su costa, e incluso ráfagas de 242 km/h en algunas cumbres.
Aunque pasó a unos cientos de kilómetros al sur de la excolonia británica, el tifón, que avanzaba hacia regiones densamente pobladas del sur de China, sembró el caos en la ciudad, donde arrancó árboles, destrozó ventanas e hizo tambalear los rascacielos de viviendas.
En el norte de Filipinas, el tifón cortó vías de comunicación y la electricidad en la mayor parte de la zona situada en su trayectoria, donde viven cerca de cinco millones de personas.
Una veintena de tifones golpean cada año el archipiélago filipino, causando centenares de muertos y agravando la pobreza de millones de personas.
En noviembre de 2013, el tifón Haiyan, uno de los más violentos, provocó olas similares a las de un tsunami que arrasaron todo a su paso. La catástrofe causó más de 7.350 muertos o desaparecidos, y cuatro millones de personas quedaron privadas de sus viviendas.

Información adicional

  • COPETE Destrozos en Hong Kong
  • TEMATICA Asia

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!