80 años del Ballet Nacional del Sodre

Valora este artículo
(0 votos)
| | |

El Ballet Nacional del Sodre se creó en 1935 y si bien desde sus inicios su perfil es de repertorio clásico, siempre estuvo abierto a las nuevas tendencias de la danza internacional, tanto en lo moderno como en lo contemporáneo.

Su primer director, Alberto Pouyanne, promovió la creación nacional. Su primera presentación, Nocturno Nativo de Víctor Pérez Petit, estuvo inspirada en elementos folclóricos.

En 2015, el BNS estrena un trabajo de Martín Inthamoussú y Juan Campodónico, inspirado en esta obra.

Con el paso de los años, el BNS se fue modelando en virtud de los más diversos aportes: la influencia del esteticismo francés de Roger Fenonjois, la mítica expresividad rusa de Gala Chabelska, Tamara Grigorieva, Vaslav Veltcheck, Yurek Shabelevsky y María Ruanova, la visión contemporánea norteamericana de William Dollar. Destacados maestros y bailarines de todo el mundo arribaron al Uruguay a mediados del siglo XX para trabajar con la flamante compañía y de esta manera, dotarla de musicalidad, sutileza y estilo.

En la década del setenta, Margaret Graham y Tito Barbón, bailarines del Teatro Argentino de La Plata, llegaron para quedarse y dejar huella en la historia del ballet nacional. Eduardo Ramírez fue otro indispensable en ese entonces, como director, coreógrafo, maestro y productor.

En junio de 2010 es designado como Director Artístico del BNS el reconocido bailarín argentino Julio Bocca. Se inicia entonces una etapa de refundación y reinstitucionalización de la compañía, con una renovada gestión enfocada en la profesionalización del ballet.

El éxito de esta nueva etapa se confirma en el escenario con el estreno de destacadas nuevas producciones cada temporada; en el trabajo diario en inmejorables condiciones locativas (salas de ensayo, camerinos, fisioterapia, gimnasio); en la eficacia y eficiencia de la gestión con un equipo profesional moderno y dinámico en su dirección; en la extensión territorial de su presencia nacional e internacional, llegando anualmente a todos los departamentos de la República y a países tan variados como Omán, China, Italia, México, Argentina, Brasil o Cuba; y en el creciente número de espectadores, el más alto de su historia y que se estima en casi 100.000 espectadores por temporada.

La profesionalización de la compañía, la posibilidad de realizar producciones cada vez más ambiciosas y complejas desde los propios talleres del Auditorio Nacional así como un sostenido esfuerzo de comunicación desde todas las plataformas (medios, prensa, redes) han logrado interesar y atraer a nuevos y más diversos públicos, conectando esta disciplina con los ciudadanos.

Con la clara intención de democratizar el acceso y acercar la cultura a todos los uruguayos, se han incorporado nuevas tecnologías y herramientas como la transmisión por streaming que han logrado llevar las producciones del BNS hacia el interior del país y a otros públicos. Con el mismo objetivo, el BNS lleva adelante una gira anual por ciudades del interior que despierta gran interés y creciente convocatoria. Participa en instancias de visitas guiadas, clases y ensayos generales abiertos al público. En diciembre de 2013, un ensayo de la obra Hamlet Ruso fue trasmitido por Internet, dirigido especialmente a escuelas de danza del interior, para que pudieran ver en vivo una jornada de trabajo de los bailarines.

En 2015 el Ballet Nacional Sodre cumple 80 años completando este recorrido en su mejor momento artístico, de producción y gestión, de convocatoria y alcance nacional, mientras transita con entusiasmo el difícil camino de convertirse en una compañía de primer nivel internacional. Es innegable el fenómeno causado por la llegada del Maestro Julio Bocca a la dirección artística del BNS en junio de 2010; los bailarines estables que formaban parte de la compañía desde larga data se sumaron, comprometidos en cuerpo y alma, a este enorme desafío.

Artistas de todas partes se inscribieron para participar de las audiciones internacionales que se realizan año a año. Se fue consolidando rápidamente una nueva compañía que permite no solo la realización profesional de excelencia de más de 60 bailarines sino que simultáneamente convoca a más de 20 000 espectadores en cada una de sus producciones. Cada temporada, el BNS presenta cuatro grandes producciones, de las cuales tres son clásicas y una contemporánea.

Con una fuerte apuesta a la excelencia profesional y artística, con casi 30 obras estrenadas en cuatro años y con exitosas presentaciones internacionales, esta renovada compañía de ballet ha logrado transmitirle al país y al mundo su potencial creativo, una inagotable capacidad de superación y una vigencia inalterable.

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!