Sábado, 28 Noviembre 2020 07:40

Científico nuclear fue asesinado en un atentado

Valora este artículo
(30 votos)

Mohsen Fakhrizadeh, el científico considerado el padre del programa nuclear de Irán, ha sido asesinado este viernes a unos 90 kilómetros de Teherán, según un comunicado del Ministerio de Defensa iraní del que se han hecho eco los medios locales.

Aunque nadie se ha responsabilizado del ataque, el ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica, Mohammad Javad Zarif, ha hecho recaer sus sospechas en Israel, a cuyos servicios secretos se atribuyeron operaciones similares hace unos años. Un asesor del líder supremo ha amenazado con represalias.

Según la agencia Fars, el vehículo en el que viajaba ha sido objeto de un ataque mixto con armas cortas y al menos una explosión a la entrada de la localidad de Absard, a unos 90 kilómetros al noreste de Teherán. Sorprende semejante fallo de protección en un país que detiene con asiduidad a activistas y académicos como amenazas para la seguridad nacional.

El ministro de Exteriores iraní, por su parte, ha responsabilizado a Israel del ataque contra Fakhrizadeh. “Los terroristas han asesinado hoy a un eminente científico. Este acto cobarde —con serios indicios de la implicación de Israel— muestra el belicismo desesperado de quienes lo han cometido”, ha tuiteado Zarif, sin aclarar a qué indicios se refiere. El jefe de la diplomacia iraní también pide a la comunidad internacional, en especial a la Unión Europea, que “ponga fin a sus vergonzosos dobles raseros y condene este acto de terrorismo de Estado”.

Israel no ha comentado el atentado. Sin embargo, el asesinato de al menos cuatro científicos iraníes vinculados al programa nuclear entre 2010 y 2012, se atribuyó en su día al Mosad, su servicio secreto exterior, algo que ningún portavoz ha admitido ni desmentido.

Información adicional

  • COPETE: Al noreste de Teherán
  • TEMATICA: Irán

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!