Miércoles, 20 Agosto 2014 00:00

"El milagro de Berna"

Valora este artículo
(0 votos)

La final del Mundial se Suiza se disputó el 4 de julio de 1954 en el Wankdorfstadion, entre los húngaros, que vencieron en el alargue a Uruguay en lo que fue la primera derrota uruguaya en los mundiales, y Alemania Federal, equipo que regresaba al torneo después de la prohibición establecida tras la derrota germana en la Segunda Guerra Mundial.

Al equipo húngaro lo respaldaba una racha acumulada de 33 partidos sin perder, q ue comenzó el 14 de mayo de 1950 y se extendió hasta la final. Frente a los alemanes, el equipo húngaro era el máximo favorito para alzarse con la Copa Jules Rimet, por su historial reciente, el título en el torneo olímpico de fútbol en Helsinki 1952.

Lo curioso del caso es que ambos equipos se habían enfrentado en la primera ronda y los magiares habían goleado 8 a 3 a sus rivales, en una verdadera máquina de goles, el primer tiempo había terminado 3 a 1 para los húngaros, y a los 75' estaban 7 a 1.

En vista de estos antecedentes, la victoria de la Alemania Occidental parecía imposible.
Y el comienzo del partido así lo sugirió: a los 8' Hungría ganaba 2 a 0 con goles de Puskás a los 6 y Czibor a los 8.

A los 10' descontaba Morlock para Alemania y a los 18 Rahm lograba el empate. Así terminó el primer tiempo, y estaba cerca de culminar el segundo, cuando nuevamente Rahn conseguía dar vuelta el partido a los 84 minutos, y sellar el resultado final.

El encuentro conocido como el "Milagro de Berna" se considera como uno de los hechos que marcaron el fin del período de posguerra de Alemania y su renacer. Prueba de ello es que se realizó poco después una película sobre el partido, titulada "El milagro alemán", que terminaría dando su nombre a toda una época.

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!