tr?id=489286935752457&ev=PageView&noscript=1 Las teorías conspirativas de los atentados del 11-S - UDigital | En red, estamos.
Sábado, 11 Septiembre 2021 12:32

Las teorías conspirativas de los atentados del 11-S

Valora este artículo
(0 votos)

El 11 de septiembre de 2001 se produjo uno de los mayores atentados terroristas del siglo XXI. El hecho ha dado lugar, además, a un sinfín de teorías conspirativas sobre sus verdaderas causas y autores.

La banda Al Qaeda secuestró cuatro aviones comerciales y consiguió estrellar dos de ellos contra las Torres Gemelas del World Trade Center (Nueva York) y un tercero en la fachada del Pentágono (Virginia). Sin embargo, el último de ellos, que se dirigía hacia el Capitolio (Washington), no lo logró por el enfrentamiento entre pasajeros y terroristas y se estrelló a la altura de Pensilvania. En total, se cuantificaron 2.996 muertos y más de 25.000 heridos.

Todavía hay algunas preguntas que no han terminado de resolverse, dando lugar a la aparición de teorías conspirativas sobre lo que sucedió realmente el 11 S. Muchas de ellas siguen siendo completamente creídas y compartidas por varios sectores.

La teoría más escuchada en estos 20 años en relación al 11 S pretende demostrar que el Gobierno de EEUU o, al menos, algunos cargos de este, estuvieron detrás. No se sabe si fue el encargado de perpetrarlo o era consciente de que iba a ocurrir y decidió ignorarlo, pero ciertos sectores señalan que participó.

El primero de los detalles que sustenta esta teoría es que desaparecieron las cajas negras de ambos aviones que chocaron contra las Torres Gemelas.

Están hechas de materiales capaces de resistir altas temperaturas y fuertes presiones atmosféricas, sin embargo, tras el ataque, no se dio con ellas.

Además, a pesar del papel que tuvo Osama Bin Laden en el atentado, nunca fue acusado por ello y jamás ha formado parte de la lista de los criminales más buscados por la justicia. Esto se suma a la relación que unía al terrorista con el Ejecutivo de Bush, teniendo en cuenta que llegaron a negociar juntos y el primero era colaborador de la CIA.

Entre muchas otras pruebas que aportan, se sustentan en los 'muros burocráticos' que existían entre la CIA y el FBI que impedían investigar o prevenir este tipo de ataques.

Para terminar, la fecha del 11-S podría haber sido conocida por la administración Bush porque esta debía dar una rueda de prensa para explicar un gasto desconocido de 2,3 trillones de dólares en Defensa. La comparecencia finalmente tuvo lugar el 10 de septiembre y el escándalo quedó ocultó por los escombros de las Torres Gemelas y los casi 3.000 muertos.

El Edificio 7 del World Trade Center fue el tercer rascacielos de esta zona que se vino abajo, aunque en este caso no fue por el impacto de un avión, sino por los golpes de los escombros de las Torres Gemelas y los incendios que sufrió durante siete horas. No obstante, ciertas teorías sostienen que la causa real de la caída fue una demolición controlada ejecutada por el Gobierno de EEUU.

Según ellos, el edificio fue utilizado como centro de operaciones para controlar la demolición de las Torres Gemelas o estaba repleto de documentos secretos, debido a que muchas de sus plantas albergaban oficinas gubernamentales.

Además, encuentran sospechoso que un rascacielos construido de acero pudiera desplomarse únicamente por un incendio porque muchos edificios similares habían estado en llamas pero habían aguantado. De la misma forma, se halló termita en este, un material utilizado para demoliciones.

El tercer avión secuestrado impactó en la fachada del Pentágono, no obstante, muchos aseguran que nunca existió este aeroplano y lo que realmente ocurrió fue que el Gobierno de EEUU lanzó un misil o avión sin tripular para el ataque. Entre varios argumentos, indican que el ala golpeada fue la Oeste que, casualmente, se encontraba en obras. Por ello, habrían reducido al mínimo los daños humanos y materiales.

O incluso que en la mayoría de vídeos de cámaras de seguridad del propio Pentágono o edificios colindantes no se veía ningún avión.

Uno de los terroristas detenidos tras el 11 S, Zacarias Moussaoui, afirmó que Al Qaeda había recibido donaciones de varios miembros de la familia real de Arabia Saudí. Varios argumentos alimentaron esta teoría, como el hecho de que 15 de los atacantes fueran de origen saudí o que el hermano de Osama Bin Laden, Abdullah, trabajara para la embajada saudí en Washington.

Varios informes apuntaban a que Abdullah había dado información a los terroristas, sin embargo, el Gobierno no hizo públicos estos datos, lo que supuso intensificar las teorías acerca de la colaboración saudí en el 11 S.

Información adicional

  • COPETE: 20 años después
  • TEMATICA: Mundo

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!