Martes, 26 Diciembre 2017 16:43

Protestas ante el indulto al expresidente Fujimori

Valora este artículo
(0 votos)

Después de evitar su destitución por el Congreso, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, vive una nueva crisis ante la renuncia de congresistas afines y las protestas que estallaron después del indulto otorgado al exgobernante Alberto Fujimori, que cumplía una pena de 25 años por delitos de lesa humanidad.

Las reacciones al indulto y gracia presidencial a Fujimori mostraron ayer lunes un Perú polarizado, dividido entre los simpatizantes del fujimorismo —la mayor fuerza política del país— y la indignación de sus detractores, desde cuyas filas se planea incluso impugnar la medida ante tribunales internacionales.

"Lo sucedido no garantiza estabilidad, estamos avanzando hacia una nueva inestabilidad", dijo a la AFP el analista Mirko Lauer.

El contexto de la decisión de Kuczynski, tres días después de evitar ser destituido por el Congreso acusado de mentir por no revelar asesorías a la empresa constructora brasileña Odebrecht, alimentó la furia del antifujimorismo.

El fracaso de la moción para destituir a Kuczynski el jueves 21 puso de relieve los desencuentros entre los hermanos Keiko y Kenji Fujimori, y abrió la puerta para la liberación de su padre. Kenji Fujimori desobedeció la orden del partido que lidera su hermana y no votó por la destitución, sino que se abstuvo. Lo apoyaron otros nueve legisladores de Fuerza Popular, lo que hizo fracasar la moción que impulsaba Keiko cuyo partido controla el Congreso.

Muchos peruanos estiman que Kenji apoyó a Kuczynski para favorecer un indulto a su padre.

Información adicional

  • COPETE: Nueva crisis política
  • TEMATICA: Perú

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!