La actriz sueca Bibi Andersson, conocida por sus papeles en las películas del legendario director y compatriota Ingmar Bergman, murió el domingo a los 83 años, según informó a la AFP su hija Jenny Grede Dahlstrand.
Andersson protagonizó varios clásicos de Bergman como 'El séptimo sello' (1957), 'Fresas salvajes' (1957) y 'Persona' (1966).
La actriz comenzó a trabajar con el director cuando tenía sólo 15 años, en varios anuncios de la marca de jabón sueca 'Bris' dirigidos por él.
Recibió varios premios, entre ellos el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival internacional de cine de Berlín en 1963 por su papel en 'La amante', de Vilgot Sjoman (1962).
Sus primeros créditos cinematográficos llegaron en 1951 y continuó trabajando y protagonizando películas hasta 2009, cuando sufrió un derrame cerebral que le paralizó un lado de su cuerpo.
Su hija explicó que Andersson dejó huella en la vida de muchas personas.
«Deja un gran vacío para cada uno de los que tuvimos el privilegio de estar cerca de ella», aseguró Grede Dahlstrand.
Jan Holmberg, directora general de la Fundación Ingmar Bergman, ha señalado que, aunque Andersson llegó a estar muy vinculada a Bergman, era una artista por derecho propio.
Andersson a menudo interpretaba «personajes simples» y, a veces, «mal escritos», pero «tomaba esos roles y los hacía mucho más grandes», ha sentenciado Holmberg.

Información adicional

  • COPETE Ícono de los films de Bergman
  • TEMATICA Suecia

Suecia se adentró este lunes en un periodo de incertidumbre luego de las elecciones legislativas que confirmaron el avance de la extrema derecha de Jimmie Åkesson, los Demócratas de Suecia (SD), y dejan interrogantes sobre quién ganó, quién va a gobernar y con quién.
Ninguno de los dos bloques que dominan la arena política obtuvo la mayoría y la extrema derecha volvió a crecer, aunque menos de lo que se pensaba.
El bloque "rojo-verde" saliente tiene una ínfima ventaja, apenas un escaño, sobre la oposición de centro y de derecha. Y aún falta escrutar los votos en el exterior, en general favorables a la derecha. El resultado definitivo se conocerá recién el miércoles.
Los socialdemócratas perdieron 2,8 puntos en comparación con 2014, y registraron su peor resultado en más de un siglo.
Stefan Löfven, el actual primer ministro socialdemócrata, puede intentar nuevamente lo que hizo en 2014: formar un gobierno minoritario con los ecologistas y obtener el apoyo del Partido de Izquierda (ex comunistas) en el parlamento, ya que enfrente son aún más minoritarios.
También podría apostar por la apertura e invitar a los liberales y centristas a la mesa de negociación, pero seguiría siendo un gobierno minoritario.

"Aunque el bloque izquierda-verde sea más importante, el centro y los liberales tienen la clave y ya no Jimmie Åkesson", el dirigente de la ultraderecha, estimó Mikael Gilliam, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Goteburgo.

El objetivo de la Alianza es formar juntos un gobierno como fue el caso entre 2006 y 2014, liderado esta vez por el conservador Ulf Kristersson.

Kristersson privilegia más bien compromisos con los socialdemócratas, como fue el caso los últimos cuatro años con la firma de 26 acuerdos, sobre inmigración, energía o el clima.

Pero la situación es incierta. Sólo 30.000 votos separan los dos bloques y el miércoles se contarán los 200.000 votos de suecos del extranjero.
Jimmie Åkesson, cuyo partido alcanzó 17,6% de los votos, un alza de casi cinco puntos, dijo estar listo a hacer compromisos.

Información adicional

  • COPETE La ultraderecha en 3º lugar
  • TEMATICA Suecia

Los colegios electorales abrieron en la mañana de este domingo en Suecia, para dar comienzo a unos comicios marcados por el ascenso de la ultraderecha.
Los más de 7 millones de suecos llamados a las urnas podrán votar hasta las 8 de la noche, para elegir a los 349 integrantes del Riksdagen, el Parlamento unicameral sueco.
La mayoría de los sondeos dan como ganador al Partido Socialdemócrata del primer ministro, Stefan Löfven, con cerca del 25 % de los votos, lo que sería el peor resultado en la historia de esa fuerza, que ha dominado la política sueca en el último siglo.
Pero la suma de votos con sus socios de coalición en el Gobierno, los ecologistas, y sus aliados externos, los excomunistas, apenas superaría en un punto a la de la Alianza de centroderecha, un resultado insuficiente en principio para continuar en el poder.
En las elecciones de 2014, los dos bloques habían acordado dejar gobernar en minoría al que tuviera más votos, para minimizar la influencia del ultraderechista Demócratas de Suecia (SD), pero la Alianza rechaza ahora esa posibilidad.
El líder conservador y principal candidato a primer ministro, Ulf Kristersson, pretende gobernar en minoría dando por hecho que el SD se abstendría en una hipotética votación parlamentaria o le daría sus votos, aunque esta fuerza política ya ha reiterado que su apoyo no será automático ni gratuito.
La magnitud del ascenso del SD es otra de las incógnitas, ya que mientras la mayoría de los sondeos lo sitúan luchando por la segunda plaza con los conservadores, algunos lo colocan incluso como primera fuerza, ligeramente por encima de los socialdemócratas.
Como es tradición en Suecia, hoy se celebran también elecciones municipales y regionales.

Información adicional

  • COPETE Este domingo
  • TEMATICA Suecia

Grupos de jóvenes incendiaron automóviles cuando estalló la violencia en la ciudad sueca de Gotemburgo y en algunas ciudades vecinas, en ataques que el Primer Ministro Stefan Lofven dijo que parecían organizados.
La policía dijo que hasta 100 automóviles fueron incendiados o destrozados en Gotemburgo, la segunda ciudad más grande de Suecia, y en ciudades cercanas como Trollhattan, un área industrial con alto desempleo, y Falkenberg.
Las autoridades suecas creen que las acciones están relacionadas y que pudieron ser organizadas a través de las redes sociales.
El incendio de los coches, un fenómeno que ya ha afectado a varias localidades suecas en años anteriores, ha provocado duras reacciones políticas en un país que celebra en menos de un mes elecciones legislativas, los comicios más inciertos en décadas.
"Me pone realmente furioso todo esto. La sociedad va a reaccionar con dureza. Parece algo bien coordinado, casi como una operación militar", dijo hoy a la emisora pública Radio de Suecia el primer ministro, el socialdemócrata Stefan Löfven.

Información adicional

  • COPETE Noche de disturbios en Gotemburgo
  • TEMATICA Suecia

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!