El actor cómico Volodimir Zelenski, de 41 años, ha derrotado con contundencia al actual presidente Petró Poroshenko, en la segunda vuelta de las elecciones de Ucrania. Con un 80,87% escrutado, el artista ha ganado con un 73,09% de los sufragios frente al 24,57% del anterior presidente, representante de la vieja política y que en cinco años no ha podido solucionar los graves problemas del país.
Los datos oficiales de las elecciones de Ucrania demuestran que en esta segunda vuelta Volodimir Zelenski se ha impuesto en todas las regiones a excepción de Lvov, al oeste del país. Además, los datos señalan que la participación ha sido del 62,07%, casi ocho décimas menos que en la primera vuelta, en la que Zelenksi también ganó con claridad.
El nuevo jefe del Estado recibe una herencia nada envidiable: una guerra en el este del país que en cinco años ha costado más de 13.000 muertos y una situación económica desastrosa.
Petró Poroshenko ganó las elecciones presidenciales del 2014. Tras la revolución prooccidental del Maidán y la caída del expresidente prorruso Víktor Yanukóvich, tras la pérdida de la península de Crimea y el inicio de la guerra, los ucranianos creyeron que él, un empresario que había triunfado en los negocios y uno de los hombres más ricos del país, era la mejor opción para sacar al país de la crisis. Entonces, ni siquiera fue necesaria una segunda vuelta.
En esta ocasión la situación era muy distinta. Poroshenko ha fracasado en la lucha contra la corrupción, la solución a la guerra que se esbozó en los acuerdos de Minsk está parada y ni qué decir de la promesa vacía de retornar Crimea, una posibilidad que Rusia considera fuera de cuestión.
Cansados de todo, los ucranianos han elegido lo nuevo, lo desconocido, con la esperanza de que los problemas que después de cinco años siguen abiertos se solucionen.
En la primera vuelta Zelenski superó el 30% de los votos, mientras que ninguno de la vieja guardia llegaba al 16%. Terminado el primer asalto, las encuestas ya empezaron a pronosticar que la victoria de ayer sería de escándalo. Como el personaje que interpreta en la comedia de situación Sirviente del pueblo, se ha centrado en criticar la corrupción, subiéndose así a la ola de descontento con la elite política ucraniana.

Información adicional

  • COPETE Elecciones presidenciales
  • TEMATICA Ucrania

 

UD Portal I En Red Estamos - Todos los derechos reservados

¿Te gusta Ud?

Close

Seguínos en nuestras redes y compartí!